“No traspases los linderos antiguos que pusieron tus padres”

Proverbios 22:28

Cuando hablamos del valor del Respeto, nos estamos refiriendo a la relación de consideración que tenemos con las demás personas, implícitamente no podemos desligar otro valor fundamental en las relaciones humanas como es La Tolerancia. Pareciese que en los tiempos actuales ambos conceptos han sido relegados a la teoría y es necesario recurrir a recursos como las leyes y estatutos para que estos tengan aplicabilidad en la vida cotidiana. Como ejemplo, algún automovilista usa cinturón de seguridad en su vehículo y le solicita que lo utilicen las personas que le acompañan, no por razones de respeto a la vida, sino por la multa que podría un agente policial imponerle.

 

El respeto no puede ser limitado solo a la aplicación de las leyes y a la conducta de las persona; se relaciona además con la autoridad y tomamos como ejemplo la relación de los hijos con los padres, de los estudiantes con sus docentes o de los trabajadores con su jefes en la organización en que laboran, la de un ciudadano con otro.

 

El respeto también tiene que ver con nuestra filiación religiosa,  política o nuestra identidad socio cultural o socio económica; las dificultades en relación a estos elementos nos llevan a desarrollar el antivalor de la Intolerancia.  Es frecuente encontrar en algunos contextos  personas que reaccionan inapropiadamente ante otras que no piensan, sienten, actúan, viven o no creen como ellos.

 

El político mejicano Benito Juárez nos enseñó el 15 de julio de 1867 que “Entre los hombre así como entre, las naciones, El respeto al derecho ajeno es la paz”. Después de más de 143 años este mensaje aún tiene vigencia en nuestras relaciones interpersonales.

 

Se debe entender entonces que el respeto es esencial para el desarrollo de las relaciones humanas y nos demanda:

 

  • Trato amable y cortés.
  • Crear un ambiente de seguridad y cordialidad.
  • Permitir la aceptación de las limitantes ajenas y el reconocimiento de las virtudes de las personas.
  • Evitar las ofensas y las ironías
  • No permitir la aplicación de ningún tipo de violencia: verbal física o emocional.
  • Reconocer la autonomía de cada individuo.
  • Dar un reconocimiento a las diferencias individuales de las personas.
  • Aceptar a las personas tal y como son y ser respetuosos de aquellos grupos o personas que no comparten nuestra identidad cultural, política, social, económica o religiosa.

 

El respeto a los demás implica no considerarnos superiores a los demás en nuestra forma de ser, de actuar o de expresarnos

 

El respeto en el trabajo

También conocido como Tolerancia Laboral, el respeto en el ámbito laboral contribuye a la mejora del “Clima Organizacional”, en muchas situaciones, personas expuestas a la discriminación por razones raciales, religiosas o capacidades especiales u otros, terminan renunciando ante el asedio de compañeros o superiores hostiles a su condición humana.

 

Podemos señalar además, que podemos ofender en el ámbito laboral a nuestros compañeros y compañeras con actitudes poco amables y descorteces que se han vuelto parte de la cotidianidad en algunas organizaciones y que podrían manejarse con más sabiduría y sensibilidad.

 

Sin mayor sacrificio se  trata de mantener un balance entre tolerancia y respeto simultáneamente, manteniendo un comportamiento comedido y ecuánime a los estándares de convivencia y valores en la vida de la empresa.

 

Consejos y actitudes no respetuosas en la oficina:

  • Debemos hablar en tono de voz moderado, evitando el gritar, reírse desaforadamente, evitar generar discusiones de pareja, llamados de atención a hijos,  peleas con cobradores, situaciones que a los demás no interesan.
  • Mantener limpio el espacio de desempeño laboral: escritorio, cubículo, sala de recepción, equipo de oficina, bodega u otros.
  • Tomar objetos del escritorio o gavetas del compañero sin autorización es una práctica muy descortés y abusiva e igual o más lo es tomar la última provisión de algún recurso: papel, marcadores, lápices u otros y no avisar al proveedor de la oficina, dejando sin suministro al próximo compañero que llegue a solicitar ese recurso.
  • Incómodo es y muy molesto, tener personas por detrás cuando estamos trabajando en nuestro computador, casi sintiendo su respiración sobre nuestros hombros.
  • No es una buena práctica el utilizar el correo electrónico de la organización para enviar correos basura, imágenes o videos pornográficos, bromas estúpidas utilizando además vocabulario soez a los compañeros dentro o fuera de la oficina.
  • Es una falta de respeto llegar tarde a las reuniones de oficina y de igual forma es una mala actitud pedir a compañeros o compañeras que mientan por usted.
  • Insultos y ofensas por tareas mal ejecutadas son falta de respeto, no es aceptable “echar la culpa” a otros por nuestras fallas.
  • Tomarse el crédito por trabajo que nosotros no hemos realizado es vergonzoso, se debe reconocer hasta en los detalles mas pequeños los méritos o responsabilidad de los demás u otros derechos autor.
  • Pedir a un subordinado realizar tareas ajenas a su trabajo principalmente que sean de carácter personal es una falta grave que afectará seriamente la relación laboral.
  • El tema de las creencias políticas y religiosas es de carácter muy personal, debe de mantenerse con sumo respeto, no solo es importante evitar todo tipo de censura o incomodar a quien profesa algún tipo de filiación política o religiosa. En tiempos y espacios laborales no es correcto y se debe evitar querer convertir a otros a sus creencias políticas o religiosas.
  • Los buenos modales deben reflejarse además en los tiempos de comida, el respeto durante este momento se refleja en:  El aseo de los equipos y utensilios para la alimentación; pero mas importante aún, el tiempo de comida debemos de convertirlo en un momento ameno y agradable de convivencia entre compañeros. Es recomendable evitar temas molestos o desagradables y de preferencia no hablar de trabajo.
  • En cuanto al uso del teléfono celular, evitar tonos estridentes de timbrado; dentro de la oficina es recomendable mantenerlo en silencio o vibrador o tonos melodiosos y suaves.
  • Se debería de evitar llevar el celular cuando somos convocados a reuniones, mas aun es malcriado e impertinente contestar el teléfono dentro de la sala donde se desarrolla una reunión ya que distrae e incomoda a los participantes.
  • El celular en la oficina debe de utilizarse solo para llamadas importantes al menos en horarios de trabajo.

 

Estamos consientes de la importancia de ser tolerantes, pero es igualmente necesario saber hacerse respetar y exigir, de manera educada, un comportamiento armonioso, ético y profesional, dejando de lado la condescendencia, que no es lo mismo que tolerancia, estemos en el lugar que estemos: el hogar, la escuela, el trabajo, la iglesia, la comunidad, en cualquier sitio y bajo cualquier circunstancia, debemos respetar a todos por igual.

 

Referencias:

Biblia RV1960
Planeta Sedna      http://www.portalplanetasedna.com.ar/respeto.htm
Rincón del Vago   http://html.rincondelvago.com/el-respeto_2.html
consentirse.com   http://www.consentirse.com/2008/02/respeto-en-el-trabajo.html
Imagen:  http://www.miportal.edu.sv/sitios/Olga_Villalobos/imagenes/RESPETO%20REF.png
About these ads