Lealtad al trabajo

Hablemos de la lealtad como valor

Nadie entenderá mejor el valor de la lealtad que una persona que ha sido traicionada; Está claro que todos esperamos la lealtad de los demás, y que a nadie le gusta ser traicionado, o saber que un amigo habló mal de nosotros. En otro sentido, nos parece duro cuando, después de trabajar en una empresa muchos años, nos despiden sin pensar en todos los años que le invertimos. Identificar la lealtad (o deslealtad) en los demás es fácil, pero ¿Cómo estoy viviendo yo la lealtad? ¿Realmente sé qué es? ¿Qué esperan los demás de mí?

La lealtad implica un corresponder, una obligación que se tiene al haber obtenido algo provechoso. Resulta un compromiso a defender lo que creemos y en quien creemos. Por eso, el concepto de lealtad se relaciona con temas como la Patria, el trabajo, la familia o la amistad. Cuando alguien nos ha dado algo bueno, le debemos mucho más que agradecimiento.

La lealtad es un valor, pues quien es traidor, se queda solo. Necesitamos ser leales con aquellos que nos han ayudado: ese amigo que nos defendió, el país que nos acoge como patria, esa empresa que nos da trabajo. La lealtad implica defender a quien nos ha ayudado, en otras palabras “Dar la cara”.

Si somos leales, logramos llevar la amistad y cualquier otra relación a una etapa más profunda, con madurez. Cualquiera puede tener un amigo superficial o trabajar en un sitio simplemente porque nos pagan. Sin embargo, la lealtad implica un compromiso mayor: supone estar con un amigo en las buenas y en las malas, es el trabajar no sólo porque nos pagan, sino porque tenemos un compromiso con la empresa en donde trabajamos, y con la sociedad misma.

La Lealtad versus El Trabajo

Los trabajadores necesitan más que una buena remuneración económica, para permanecer en el ceno de la organización. 

Actualmente está de moda que la mayoría de las empresas estén experimentando un cambio permanente de sus trabajadores tanto en la parte operativa como en la administrativa, el mantener una planta de personal laboriosa y con un alto sentido de pertenencia dentro de la organización es verdaderamente complicado, esto tiene un fundamento muy arraigado en el creciente aumento de la calidad competitiva de las personas, en su grado de calificación y en las posibles remuneraciones que las empresas de la competencia puedan ofrecer en el mercado laboral, pero en otros casos se pueden vislumbrar algunas en las que los empleados permanecen durante unos largos periodos de tiempo, esto podría llevarnos a un análisis del porque las personas se mantienen vinculadas por mayor tiempo en unas empresas que en otras.

Se puede identificar del porque del poco éxodo de personal en unas empresas y lo que sería más evidente es que cuando las personas están en un ambiente de trabajo ameno, estos se sienten contentos y no sienten una motivación al cambio, por que se sienten satisfechos con lo que tienen y con lo que hacen, concibiéndose así una alta inclinación a la fidelidad hacia la empresa, mas por un sentido de pertenencia que por uno de conservación.

Apoyo de las gerencias al desempeño de sus trabajadores

Los gerentes y administradores deben tener un gran tacto para tratar a los trabajadores, ya que estos tienen como misión motivarlos para la realización de las tareas diarias, en vez de asegurar que se cumplan a punta de órdenes.

UN AMBIENTE DE TRABAJO AMENO, ES UNA BASE FUNDAMENTAL

PARA MANTENER UNA PLANTILLA FIJA DE EMPLEADOS.

Pero son más las circunstancias que aburren e incomodan a un empleado de las que se cree, entre las más usuales están:

· Malos dirigentes

· Deterioro del compañerismo

· No hay reconocimiento por parte de los dirigentes

· Falta de consideración

· Ambiente de trabajo monótono

· Poca innovación

· Deterioro de los niveles de equidad

· Retroceso en beneficios o prestaciones

· Perdida de confianza en la empresa

· Cambios de dirección estratégica

Existen muchos otros que van en detrimento de la relación Empleador-Trabajador, pero en realidad el punto es que los trabajadores necesitan sentirse parte de la organización, que sean apreciados y valorados por sus aportes dentro de la comunidad, no solo sentirse animados por la remuneración económica, sino tener la oportunidad de poder presentar resultados, hacer innovación y disfrutar de nuevas experiencias que concluyan con mejoras vitales dentro de la organización.

Reflexionando en la siguiente pregunta ¿La Lealtad afecta tu vida laboral?, estudio de caso.

Por: José Ruiz*

CIUDAD DE MÉXICO — La lealtad no es lo que era antes… ni tiene por que serlo.

Hace unas semanas, mi abuelo, quien fue un alto ejecutivo en el sector bancario en la década de 1980, me preguntó lo que pensaba sobre la falta de lealtad en los empleados de la actualidad.

Él estaba sorprendido de ver que, actualmente, el tiempo promedio que  un empleado pasa laborando para una compañía es de alrededor de 5 años.

Ante esto, un tío empresario se apresuró a responder con sarcasmo: "¿Y qué opinas de la falta de lealtad que se percibe hoy en las compañías? Ellas piensan a corto plazo y despiden a la gente cuando ya no la necesita este mes."

Touché. Hey, al final, no es nada personal, se trata sólo de negocios.

Podría sonar frío y cruel, pero no lo es. Sólo tenemos que pensar y analizar algunos paradigmas que se han redefinido durante las últimas décadas.

Para muchos, especialmente en medio de estos tiempos económicos difíciles, la lealtad es algo que se ha descartado en el trabajo, pero lo cierto es que la lealtad sólo ha evolucionado.

Estoy seguro de que concuerdan conmigo cuando digo que es ilógico asumir que una organización puede comprometerse con un empleado de por vida. Igual de ilógico que un empleado lo haga con la empresa.

Podría darse bajo las condiciones adecuadas, pero no se puede asumir o garantizar que sucederá. Las cosas cambian y lo hacen rápido. Las organizaciones y los empleados deben alcanzar su independencia. Ahora, esto podría evocar la idea de egoísmo, pero es todo lo contrario.

Las relaciones de negocios existen para un beneficio mutuo. El empleo no es la excepción.

La lealtad asume que la relación llega a un fin. Considera lo que podría pasarle a la otra parte cuando esto pasa y toma las medidas necesarias en cada etapa para garantizar que ninguna de las partes en la relación se vuelva dependiente.

Una relación de negocios dependiente no es sana. El entorno económico actual ha evidenciado muchos de estas relaciones poco saludables.

Profundicemos más en el concepto de dependencia usando un ejemplo: Bill, un empleado de ACME, Inc. es amigo cercano de su director. Lo ha ayudado cuando eventos imprevistos lo han requerido para hacer algo extra. Bill es un hombre con iniciativa en ACME y se le ha recompensado durante años con generosos aumentos de sueldo.

La economía ha golpeado fuerte a ACME y la ha obligado a cerrar. Bill está ahora desempleado y batallando para llegar a fin de mes. Él era aparentemente leal e hizo todo lo que se le pidió, incluyendo saltar de un puesto a otro. Ahora Bill está disponible en el mercado. Su cambio de cargos no le permitió definir su propia especialidad o nicho dentro de una disciplina -no tiene marca- su CV es un desorden y sus expectativas salariales están muy por encima de lo que el mercado pagaría por sus capacidades.

Bill se hizo dependiente de ACME y ésta nunca consideró lo que podría pasarle a Bill en un mercado laboral abierto. Al no ayudarle a definir un rumbo en su carrera, (tanto interna como externamente) y al pagarle de más, dejaron a Bill en una muy mala posición.

ACME lo hizo dependiente y Bill nunca se dio cuenta que lo era.

Ahora, pensemos en un escenario donde un inversionista aparece, ACME re-abre sus puertas y re-contrata a Bill. Bill sabe que su estilo de vida depende de su actual empleo con ACME.

La relación corre un alto riesgo de volverse tóxica debido a que la dependencia de Bill muy probablemente tenga un impacto en las decisiones que él tome en ACME. El sabe que necesita proteger su empleo. En el mejor de los casos, tomará decisiones con un mayor grado de temor.

Una relación de negocios sana y un respeto real proviene de la independencia de ambas partes y de la confianza que se deriva de esto.

La verdadera lealtad en una relación de trabajo toma en consideración lo que le pasará a la otra parte cuando la relación se termine.

A.J. Smith, Director General del equipo de los Cargadores de San Diego pregona: "Todos somos Cargadores una temporada a la vez".

Como empleado, uno debe considerar todas las posibilidades, incluyendo que nuestro trabajo puede terminar en un momento dado. ¿Estamos listos para ello?, ¿sabemos cuál es nuestro valor en el mercado?, ¿quien puede necesitar de nuestros servicios? Haz estas preguntas constantemente.

Si estás empezando con un nuevo nombramiento, pregunta cómo esto podrá impactar tu marca personal y currículum. Sin importar qué hagas, o cuál sea tu trabajo, considérate un empleado freelance y a tu empleo como un proyecto.

Condúcete como si cada proyecto fuera una prueba para el siguiente. Sobre todo, nunca olvides que una relación sana se basa en un beneficio mutuo.

Nunca limites las opciones de alguien y ten cuidado con quienes no las tienen.

Si garantizas tu independencia, sin duda te convertirá en un mejor empleado. Garantiza la independencia de aquellos que trabajan para ti y tendrás empleados más leales.

Tienes que ser independiente y leal. Con una nueva clase de lealtad.

…………………………………………………………………………………………….

*El autor es Director de la oficina de Heidrick & Struggles en

Monterrey, Nuevo León y es miembro de la práctica Industrial global.  Su experiencia profesional incluye más de 13 años en las áreas de ingeniería y administración de operaciones trabajando para organizaciones de manufactura en los Estados Unidos y México.

Es miembro de la Sociedad de Ingenieros Automotrices (SAE) y la Sociedad de Ingenieros de Manufactura (SME).

Es Ingeniero Mecánico Electricista egresado del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey.

Vocabulario:

Trabajador freelance

Se denomina trabajador freelance o freelancer (o trabajador autónomo, cuentapropia e independiente) a la persona cuya actividad consiste en realizar trabajos propios de su ocupación, oficio o profesión, de forma autónoma, para terceros que requieren sus servicios para tareas determinadas, que generalmente le abonan su retribución no en función del tiempo empleado sino del resultado obtenido, sin que las dos partes contraigan obligación de continuar la relación laboral más allá del encargo realizado.

Referencias:

http://www.portalplanetasedna.com.ar/lealtad.htm

http://www.gestiopolis.com/canales/financiera/articulos/no%202/LEALTADvsEMPRESA.htm

http://www.cnnexpansion.com/opinion/2009/11/25/la-lealtad-afecta-tu-vida-laboral

http://es.wikipedia.org/wiki/Freelance

unidad

About these ads

Un pensamiento en “Lealtad al trabajo”

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s