Category: Textos Bíblicos Escogidos


El libro de Proverbios describe catorce clases de personas y acciones que Dios aborrece. ¡Permitamos que esta sea una guía de lo que no debemos ser ni hacer durante este año 2012!

  • Hombre injusto.

Proverbios 3:31  No envidies al hombre injusto,  Ni escojas ninguno de sus caminos.

  • Altivez, mentira, asesinato, iniquidad, ansiar el mal, testigo falso, sembrar discordia.

Proverbios 6:16-19  Seis cosas aborrece Jehová,  Y aun siete abomina su alma:   (17)  Los ojos altivos, la lengua mentirosa,  Las manos derramadoras de sangre inocente,   (18)  El corazón que maquina pensamientos inicuos,  Los pies presurosos para correr al mal,   (19)  El testigo falso que habla mentiras,  Y el que siembra discordia entre hermanos.

  • Los mentirosos.

Proverbios 12:22  Los labios mentirosos son abominación a Jehová;  Pero los que hacen verdad son su contentamiento.

  • El sacrificio de los impíos.

Proverbios 15:8  El sacrificio de los impíos es abominación a Jehová;  Mas la oración de los rectos es su gozo.

  • El camino del impío.

Proverbios 15:9  Abominación es a Jehová el camino del impío;  Mas él ama al que sigue justicia.

  • Los pensamientos del malo.

Proverbios 15:26  Abominación son a Jehová los pensamientos del malo;  Mas las expresiones de los limpios son limpias.

  • El altivo de corazón.

Proverbios 16:5  Abominación es a Jehová todo altivo de corazón;  Ciertamente no quedará impune.

  • Los que juzgan injustamente.

Proverbios 17:15  El que justifica al impío, y el que condena al justo,  Ambos son igualmente abominación a Jehová.

 Referencia: Biblia Diario Vivir (RV1960)

1. El Arrebatamiento de la Iglesia.

1 Tesalonicenses 4:16-17 (16) El Señor mismo descenderá del cielo con voz de mando, con voz de arcángel y con trompeta de Dios, y los muertos en Cristo resucitarán primero. (17) Luego los que estemos vivos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados junto con ellos en las nubes para encontrarnos con el Señor en el aire. Y así estaremos con el Señor para siempre.

1 Corintios 15:52 en un instante, en un abrir y cerrar de ojos, al toque final de la trompeta. Pues sonará la trompeta y los muertos resucitarán con un cuerpo incorruptible, y nosotros seremos transformados.

2. La Gran Tribulación

Mateo 24:21 Porque habrá una gran tribulación, como no la ha habido desde el principio del mundo hasta ahora, ni la habrá jamás.

Apocalipsis 7:14 –Eso usted lo sabe, mi señor –respondí. Él me dijo: –Aquéllos son los que están saliendo de la gran tribulación; han lavado y blanqueado sus túnicas en la sangre del Cordero.

3. La Segunda Venida de Cristo

Marcos 13:24-26 "Pero en aquellos días, después de esa tribulación, "él sol se oscurecerá y la luna no dará su resplandor (25) las estrellas caerán del cielo y los cuerpos celestes serán sacudidos’.* (26) "Verán entonces al Hijo del hombre venir en las nubes con gran poder y gloria.

4. El Milenio

Apocalipsis 20:6 Dichosos y santos los que tienen parte en la primera resurrección. La segunda muerte no tiene poder sobre ellos, sino que serán sacerdotes de Dios y de Cristo, y reinarán con él mil años.

5. Cielos Nuevos y Tierra nueva y la Eternidad

Apocalipsis 21:1-7 Después vi un cielo nuevo y una tierra nueva, porque el primer cielo y la primera tierra habían dejado de existir, lo mismo que el mar. (2) Vi además la ciudad santa, la nueva Jerusalén, que bajaba del cielo, procedente de Dios, preparada como una novia hermosamente vestida para su prometido. (3) Oí una potente voz que provenía del trono y decía: "¡Aquí, entre los seres humanos, está la morada de Dios! Él acampará en medio de ellos, y ellos serán su pueblo; Dios mismo estará con ellos y será su Dios. (4) Él les enjugará toda lágrima de los ojos. Ya no habrá muerte, ni llanto, ni lamento ni dolor, porque las primeras cosas han dejado de existir." (5) El que estaba sentado en el trono dijo: "¡Yo hago nuevas todas las cosas!" Y añadió: "Escribe, porque estas palabras son verdaderas y dignas de confianza." (6) También me dijo: "Ya todo está hecho. Yo soy el Alfa y la Omega, el Principio y el Fin. Al que tenga sed le daré a beber gratuitamente de la fuente del agua de la vida. (7) El que salga vencedor heredará todo esto, y yo seré su Dios y él será mi hijo.

resurrection

come-up-here

come

new-jerusalem2

Lamentaciones 3:21-27 

Esto recapacitaré en mi corazón,  por lo tanto esperaré.  (22)  Por la misericordia de Jehová no hemos sido consumidos,  porque nunca decayeron sus misericordias.  (23)  Nuevas son cada mañana;  grande es tu fidelidad.  (24)  Mi porción es Jehová,  dijo mi alma;  por tanto,  en él esperaré.  (25)  Bueno es Jehová a los que en él esperan,  al alma que le busca.  (26)  Bueno es esperar en silencio la salvación de Jehová.  (27)  Bueno le es al hombre llevar el yugo desde su juventud.

misericordia

Imagen: http://www.alfayomega.es/IMAGENES/fijas/padremisericordia.jpg

Seguro en Cristo

Romanos 8:1-2; Estoy libre de condenación por siempre: Ahora, pues, ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús, los que no andan conforme a la carne, sino conforme al Espíritu. Porque la ley del Espíritu de vida en Cristo Jesús me ha librado de la ley del pecado y de la muerte.
Romanos 8:28; Estoy seguro que todas las cosas obran para bien: Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados.
Romanos 8:33-34; Estoy libre de toda acusación condenatoria: ¿Quién acusará a los escogidos de Dios? Dios es el que justifica. ¿Quién es el que condenará? Cristo es el que murió; más aun, el que también resucitó, el que además está a la diestra de Dios, el que también intercede por nosotros.
Romanos 8:35; No puedo ser separado del amor de Dios: ¿Quién nos separará del amor de Cristo? ¿Tribulación, o angustia, o persecución, o hambre, o desnudez, o peligro, o espada?
2 Corintios 1:21; He sido establecido, ungido y sellado por Dios: Y el que nos confirma con vosotros en Cristo, y el que nos ungió, es Dios.
Colosenses 3:3; Estoy escondido con Cristo en Dios: Porque habéis muerto, y vuestra vida está escondida con Cristo en Dios.
Filipenses 1:6; Confío en que será perfeccionada la buena obra que Dios empezó en mi: estando persuadido de esto, que el que comenzó en vosotros la buena obra, la perfeccionará hasta el día de Jesucristo.
Filipenses 3:20; Soy un ciudadano del cielo: Mas nuestra ciudadanía está en los cielos, de donde también esperamos al Salvador, al Señor Jesucristo.
2 Timoteo 1:7; No me ha sido dado espíritu de temor sino de poder, amor y salud mental: Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio.
Hebreos 4:16; Puedo alcanzar gracia y misericordia en tiempo de necesidad: Acerquémonos, pues, confiadamente al trono de la gracia, para alcanzar misericordia y hallar gracia para el oportuno socorro.
1 Juan 5:18; Soy nacido de Dios y lo malo no puede tocarme: Sabemos que todo aquel que ha nacido de Dios, no practica el pecado, pues Aquel que fue engendrado por Dios le guarda, y el maligno no le toca.
SOY IMPORTANTE EN CRISTO
Mateo 13:14; Soy la sal y la luz de la tierra: 13 Vosotros sois la sal de la tierra; pero si la sal se desvaneciere, ¿con qué será salada? No sirve más para nada, sino para ser echada fuera y hollada por los hombres. 14 Vosotros sois la luz del mundo; una ciudad asentada sobre un monte no se puede esconder.
Juan 15:1-5; Soy pámpano de la verdadera vid, un canal de su vida: 1 Yo soy la vid verdadera, y mi Padre es el labrador. 2 Todo pámpano que en mí no lleva fruto, lo quitará; y todo aquel que lleva fruto, lo limpiará, para que lleve más fruto. 3 Ya vosotros estáis limpios por la palabra que os he hablado. 4 Permaneced en mí, y yo en vosotros. Como el pámpano no puede llevar fruto por sí mismo, si no permanece en la vid, así tampoco vosotros, si no permanecéis en mí. 5 Yo soy la vid, vosotros los pámpanos; el que permanece en mí, y yo en él, éste lleva mucho fruto; porque separados de mí nada podéis hacer.
Juan 15:16; He sido elegido y puesto para llevar fruto: No me elegisteis vosotros a mí, sino que yo os elegí a vosotros, y os he puesto para que vayáis y llevéis fruto, y vuestro fruto permanezca; para que todo lo que pidiereis al Padre en mi nombre, él os lo dé.
Hechos 1:8; Soy testigo personal de Cristo: pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra.
1 Corintios 3:16; Soy templo de Dios: ¿No sabéis que sois templo de Dios, y que el Espíritu de Dios mora en vosotros?
2 Corintios 5:17-20; Soy ministro de reconciliación: 17 De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas. 18 Y todo esto proviene de Dios, quien nos reconcilió consigo mismo por Cristo, y nos dio el ministerio de la reconciliación; 19 que Dios estaba en Cristo reconciliando consigo al mundo, no tomándoles en cuenta a los hombres sus pecados, y nos encargó a nosotros la palabra de la reconciliación. 20 Así que, somos embajadores en nombre de Cristo, como si Dios rogase por medio de nosotros; os rogamos en nombre de Cristo: Reconciliaos con Dios.
2 Corintios 6:1 Soy colaborador de Dios: Así, pues, nosotros, como colaboradores suyos, os exhortamos también a que no recibáis en vano la gracia de Dios.
Efesios 2:6; Estoy sentado con Cristo en lugares celestiales: y juntamente con él nos resucitó, y asimismo nos hizo sentar en los lugares celestiales con Cristo Jesús.
Efesios 2:10; Soy hechura de Dios: Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas.
Efesios 3:12; Puedo acercarme a Dios con libertad y confianza: en quien tenemos seguridad y acceso con confianza por medio de la fe en él.
Filipenses 4:13; Todo lo puedo hacer: Todo lo puedo en Cristo que me fortalece.

Trinidad

 

 

 

 

 

 

 

Imagen:http://1.bp.blogspot.com/_gvCfGUtx9uA/SBnsfE2J2MI/AAAAAAAABl0/dlJjFOpUo50/s400/LA+SANTISIMA+TRINIDAD+9.bmp  

Juan 1:12; Soy hijo de Dios: Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios.
Juan 15:15; Soy amigo de Cristo: Ya no os llamaré siervos, porque el siervo no sabe lo que hace su señor; pero os he llamado amigos, porque todas las cosas que oí de mi Padre, os las he dado a conocer.
Romanos 5:1; He sido justificado: Justificados, pues, por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo.
1 Corintios 6:17; Estoy unido con el Señor y soy uno con el en él espíritu: Pero el que se une al Señor, un espíritu es con él.
1 Corintios 6:20; Fui comprado por precio; pertenezco a Dios: Porque habéis sido comprados por precio; glorificad, pues, a Dios en vuestro cuerpo y en vuestro espíritu, los cuales son de Dios.
1 Corintios 12:27; Soy miembro del cuerpo de Cristo: Vosotros, pues, sois el cuerpo de Cristo, y miembros cada uno en particular.
Efesios 1:1; Soy un santo: Pablo, apóstol de Jesucristo por la voluntad de Dios, a los santos y fieles en Cristo Jesús que están en Éfeso.
Efesios 1:5; He sido adoptado como hijo de Dios: en amor habiéndonos predestinado para ser adoptados hijos suyos por medio de Jesucristo, según el puro afecto de su voluntad.
Efesios 2:18; Tengo acceso directo a Dios por medio del Espíritu Santo: porque por medio de él los unos y los otros tenemos entrada por un mismo Espíritu al Padre.
Colosenses 1:14; He sido redimido y perdonado de todos mis pecados: en quien tenemos redención por su sangre, el perdón de pecados.
Colosenses 2:10; Soy completo en Cristo: y vosotros estáis completos en él, que es la cabeza de todo principado y potestad.

manos 

Imagen: http://proveedoresjoseluis.com/imagenes/manos.jpg

Mujer Virtuosa

Texto: Proverbios 31:10-31 (DHH)

Mujer ejemplar no es fácil hallarla;
¡vale más que las piedras preciosas!
Su esposo confía plenamente en ella,
y nunca le faltan ganancias.
Brinda a su esposo grandes
satisfacciones
todos los días de su vida.
Va en busca de lana y lino,
y con placer realiza labores manuales.
Cual si fuera un barco mercante,
trae de muy lejos sus provisiones.
Antes de amanecer se levanta
y da de comer a sus hijos y a sus criadas.
Inspecciona un terreno y lo compra,
y con sus ganancias planta viñedos.
Se reviste de fortaleza
y con ánimo se dispone a trabajar.
Cuida de que el negocio marche bien,
y de noche trabaja hasta tarde.
Con sus propias manos
hace hilados y tejidos.
Siempre les tiende la mano
a los pobres y necesitados.
No teme por su familia cuando nieva,
pues todos los suyos
andan bien abrigados.
Ella misma hace sus colchas,
y se viste con las telas más finas.
Su esposo es bien conocido en la ciudad,
y se cuenta entre los más respetados
del país.
Ella hace túnicas y cinturones,
y los vende a los comerciantes.
Se reviste de fuerza y dignidad,
y el día de mañana no le preocupa.
Habla siempre con sabiduría,
y da con amor sus enseñanzas.
Está atenta a la marcha de su casa,
y jamás come lo que no ha ganado.
Sus hijos y su esposo
la alaban y le dicen:
"Mujeres buenas hay muchas,
pero tú eres la mejor de todas."
Los encantos son una mentira,
la belleza no es más que ilusión,
pero la mujer que honra al Señor
es digna de alabanza.
¡Alábenla ante todo el pueblo!
¡Denle crédito
por todo lo que ha hecho

Mujer ejemplar

Imagen: http://4.bp.blogspot.com/

Salmos 103:1-22  Bendice,  alma mía,  a Jehová,
Y bendiga todo mi ser su santo nombre.  (2)  Bendice,  alma mía,  a Jehová,
Y no olvides ninguno de sus beneficios.  (3)  El es quien perdona todas tus iniquidades,
El que sana todas tus dolencias;  (4)  El que rescata del hoyo tu vida,
El que te corona de favores y misericordias;  (5)  El que sacia de bien tu boca
De modo que te rejuvenezcas como el águila.  (6)  Jehová es el que hace justicia
Y derecho a todos los que padecen violencia.  (7)  Sus caminos notificó a Moisés,
Y a los hijos de Israel sus obras.  (8)  Misericordioso y clemente es Jehová;
Lento para la ira,  y grande en misericordia.  (9)  No contenderá para siempre,
Ni para siempre guardará el enojo.  (10)  No ha hecho con nosotros conforme a nuestras iniquidades,
Ni nos ha pagado conforme a nuestros pecados.  (11)  Porque como la altura de los cielos sobre la tierra,
Engrandeció su misericordia sobre los que le temen.  (12)  Cuanto está lejos el oriente del occidente,
Hizo alejar de nosotros nuestras rebeliones.  (13)  Como el padre se compadece de los hijos,
Se compadece Jehová de los que le temen.  (14)  Porque él conoce nuestra condición;
Se acuerda de que somos polvo.  (15)  El hombre,  como la hierba son sus días;
Florece como la flor del campo,  (16)  Que pasó el viento por ella,  y pereció,
Y su lugar no la conocerá más.  (17)  Mas la misericordia de Jehová es desde la eternidad y hasta la eternidad sobre los que le temen,
Y su justicia sobre los hijos de los hijos;  (18)  Sobre los que guardan su pacto,
Y los que se acuerdan de sus mandamientos para ponerlos por obra.  (19)  Jehová estableció en los cielos su trono,
Y su reino domina sobre todos.  (20)  Bendecid a Jehová,  vosotros sus ángeles,
Poderosos en fortaleza,  que ejecutáis su palabra,
Obedeciendo a la voz de su precepto.  (21)  Bendecid a Jehová,  vosotros todos sus ejércitos,
Ministros suyos,  que hacéis su voluntad.  (22)  Bendecid a Jehová,  vosotras todas sus obras,
En todos los lugares de su señorío.
Bendice,  alma mía,  a Jehová.

david y su lira

2 Reyes 8:1-6  Habló Eliseo a aquella mujer a cuyo hijo él había hecho vivir,  diciendo:  Levántate,  vete tú y toda tu casa a vivir donde puedas;  porque Jehová ha llamado el hambre,  la cual vendrá sobre la tierra por siete años.  (2)  Entonces la mujer se levantó,  e hizo como el varón de Dios le dijo;  y se fue ella con su familia,  y vivió en tierra de los filisteos siete años.  (3)  Y cuando habían pasado los siete años,  la mujer volvió de la tierra de los filisteos;  después salió para implorar al rey por su casa y por sus tierras.  (4)  Y había el rey hablado con Giezi,  criado del varón de Dios,  diciéndole:  Te ruego que me cuentes todas las maravillas que ha hecho Eliseo.  (5)  Y mientras él estaba contando al rey cómo había hecho vivir a un muerto,  he aquí que la mujer,  a cuyo hijo él había hecho vivir,  vino para implorar al rey por su casa y por sus tierras.  Entonces dijo Giezi:  Rey señor mío,  esta es la mujer,  y este es su hijo,  al cual Eliseo hizo vivir.  (6)  Y preguntando el rey a la mujer,  ella se lo contó.  Entonces el rey ordenó a un oficial,  al cual dijo:  Hazle devolver todas las cosas que eran suyas,  y todos los frutos de sus tierras desde el día que dejó el país hasta ahora.

sunamita

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 413 seguidores

%d personas les gusta esto: