Vive tu vida así… Historias de vida.

  • Un día, los hombres del pueblo decidieron orar para pedir que lloviera. El día de la oración, toda la gente se reunió, pero solo un niño llegó con paraguas. Eso es FE.
  • Cuando avientas a un bebé en el aire y se ríe es porque sabe que lo atraparás de nuevo. Eso es CONFIANZA
  • Cada noche nos vamos a dormir, sin la seguridad de que estaremos vivos a la mañana siguiente y, sin embargo, ponemos la alarma para levantarnos. Eso es ESPERANZA
  • -Hacemos grandes planes para mañana a pesar de que no conocemos el futuro en lo absoluto. Eso es SEGURIDAD
  • Vemos el sufrimiento en el mundo y, a pesar de ello, nos casamos y tenemos hijos. Eso es AMOR
  • Había un anciano con la siguiente leyenda escrita en su camiseta: “No tengo 70 años, Tengo 16 con 54 años de experiencia” Eso es ACTITUD

¡Vive tu vida así, con Fe, Confianza, Esperanza, Seguridad, Amor y Actitud!

Agradecimiento a Hno. Carlos Gomez por compartir estas líneas.

Anuncios

¿Qué dirías cada mañana cuando te levantes?

Moisés diría:

“Señor si tú presencia no va con nosotros no iremos a ningún lado” Exodo33.15

Abraham diría: 

“El Señor proveerá” Génesis 22.8

Jacob diría:

“No te dejaré ir hasta que me bendigas” Génesis 32.26

Josué diría:

“Yo y mi casa serviremos al Señor” Josué 24.15

Samuel diría:

“Habla Señor que tu siervo escucha” 1ª Samuel 3:9

La viuda endeudada diría:

“Dios puede bendecirme con lo poco que tengo” 2ª Reyes 4:2-7

Nehemías diría:

“El gozo del Señor es mi fortaleza” Nehemías 8.10

David diría:

“El Señor es mi pastor nada me falta” y “Ese es el día que hizo el Señor me gozaré y me alegraré en él” Salmos 23 y 118.24

Salomón diría:

“Confía en el Señor alma mía y no en tu propia inteligencia, reconócelo en todos tus caminos y él enderezará tus pasos” Proverbios 3-5

Isaías diría:

“Levántate, levántate y resplandece porque ha llegado tu luz y la gloria del Señor amaneció sobre ti” y “Ninguna arma forjada en contra de mi prosperará”

Isaías 54.17 y 60.1

Jeremías diría:

“El Señor tiene planes para prosperarme, son planes para mi bien y no para mi mal” Jeremías 29.1

Ezequiel diría:

“Cada hueso seco en mi vida, vivirá de nuevo” Ezequiel 37:1-14

Jonás diría:

“En mi angustia clamare a ti y tú me responderás” Jonás 2.1-2

Pedro diría:

“Pondré mi carga sobre el Señor porque el cuidara de mí”

1ª Pedro 5.7

Pablo diría:

“El Señor suplirá todas mis necesidades» y  «Todo lo puedo en Cristo que me fortalece”

Filipenses 4.13

 

Y al despertar, ¿Qué dirías tú?

Agradecimiento a hna. Rosy de Martínez por compartir estas líneas.

La alabanza y el servicio de los levitas

A nadie le gusta ser segundo. El puesto más difícil para cubrir en cualquier orquesta es el del segundo violín. Todos desean ser el primer violín, aunque toque menos. Lo importante es el título. Nadie quiere ser el segundo, nadie quiere pasar desapercibido. A todos nos gusta la fama.

Los levitas estaban bajo la autoridad de los hijos de Aarón, y servían en la casa de Jehová, “en la purificación de toda cosa santificada, y en lo demás de la obra del ministerio en la casa de Dios”. Ellos eran personas santas y dedicadas a cargos sagrados. Es valioso saber que los levitas asistían diariamente por la mañana y por la tarde a tributar alabanzas al Señor en señal de agradecimiento.

No eran sacerdotes, no podían ofrecer sacrificios y ministrar en el santuario. Eran los responsables del orden del templo, de dejar todo acomodado, de limpiar los candeleros y elementos para el sacrificio. Quizás nadie veía su trabajo ni nadie se daba cuenta, pero cada mañana estaba todo preparado y listo para realizar el oficio. Seguramente, los que iban al servicio religioso ni se daban cuenta de ese orden. Era algo tan habitual, que lo daban por hecho.

Es significativa esta aclaración que hace la Biblia. Estos hombres, trabajadores anónimos que realizaban las tareas que pocos querían, y servían a Dios lejos del aplauso, cada mañana y cada tarde iban al santuario para alabar a Dios. No importaba lo cansado que estuvieran o el trabajo que les quedara pendiente, ellos deseaban adorar.

Hoy estamos bastante lejos de esa actitud. Hacemos de la alabanza el resultado de un estado de ánimo. Si todo marcha bien y estoy contento, entonces alabo con ganas y placer. Pero si las cosas no andan muy bien y estoy triste o enojado, entonces mi alabanza es mediocre, y a veces, ni siquiera alabo.

Tenemos que recordar lo hermoso que es alabar al Señor con corazones puros, independientemente del estado de ánimo. Debemos recordar lo grande y bueno que es Dios para motivarnos a la alabanza. Hoy es un muy buen momento para comenzar a hacerlo. Hoy es un muy buen momento para comenzar a alabar a Dios.

Cortesía: Hna. Carolina Torres

Fuente: Desconocida

Permanece quieto en mi presencia

Mientras yo te bendigo, Haz de tu mente una especie de tranquilo estanque de agua listo para recibir todos los pensamientos que quisiera echar en él. Descansa en mi suficiencia mientras piensas en los desafíos que te presenta el día de hoy. No te preocupes pensando si eres capaz de enfrentar las presiones. Mantente mirándome y comunicándote conmigo mientras vamos juntos avanzando en el camino de este día.

Dedica tiempo a descansar a la orilla del camino porque yo no estoy apurado. Con un tiempo de ocio se consigue más que con esfuerzos a toda carrera. Cuando te apresuras estás olvidando quién eres y a quién perteneces. Recuerda que en mi reino tú perteneces a la realeza.

Salmo 37:71 Romanos 8:16-17;  1 Pedro 2:9

Facilitado por: Alicia Carolina Torres
Fuente: desconocida

 

EL TIEMPO, NO SE DETIENE.

La vida es una tarea que nos trajimos para hacer en casa.
Cuando uno mira… ya son las seis de la tarde; cuando uno mira… ya es viernes; cuando uno mira… ya se termino el mes, cuando uno mira… ya se terminó el año; cuando uno mira… ¡ya se pasaron 50 o 60 años!
Cuando uno mira… ya no sabemos más por donde andan nuestros amigos.
Cuando uno mira… perdimos al amor de nuestra vida y ahora, es tarde ya para volver atrás.
No dejes de hacer algo que te gusta por falta de tiempo. No dejes de tener alguien a tu lado, porque tus hijos pronto no serán tuyos, y tendrás que hacer algo con ése tiempo que resta,*_ en donde lo único que vamos a extrañar será el espacio que sólo se puede disfrutar con los amigos de siempre. Ese tiempo que, lamentablemente, no vuelve jamás…”
Es preciso eliminar “El DESPUES”….
Después te llamo.
Después lo hago.
Después lo digo.
Después yo cambio.
Dejamos todo para Después, como si el Después fuese lo mejor….
Por qué no entendemos que…
Después el café se enfría, Después la prioridad cambia, Después el encanto se pierde, Después temprano se convierte en tarde, Después la añoranza pasa, Después las cosas cambian, Después los hijos crecen, Después la gente envejece, Después el día es noche, Después la vida se acaba.
No dejes nada para Después, porque en la espera del Después, tú puedes perder los mejores momentos, las mejores experiencias, los mejores amigos, los mayores amores.
Acuérdate que el Después puede ser tarde.
El día es hoy.
YA NO ESTAMOS EN EDAD DE POSPONER NADA.
Nota: Cortesía de Grey Morales.

La verdadera religión, más que retórica, evidencia de nuestra fe.

“Creer en Dios el Padre es agradarlo y hacer el bien, ayudar a las viudas y a los huérfanos cuando sufren, y no dejarse vencer por la maldad del mundo” (Santiago 1:27 BLS)

Una auténtica religiosidad esta puesta en los sentimientos  del ser humano  hacia su Hacedor y su creación, esta se fundamenta en valores y prácticas que agradan a Dios. La religión verdadera es justicia.

La verdadera religión es un sacrificio agradable al Padre que lleva al quebrantamiento del corazón por las cosas divinas y por las cosas que quebrantan el corazón de Dios. Nos mueve al sentimiento de dolor y solidaridad por el sufrimiento de otros y desarrolla en nosotros la piedad, la misericordia, la compasión.

La religión de verdad extingue el orgullo y abre el camino hacia la humildad y la mansedumbre. Manifiesta gratitud y se practica por medio de la alabanza y adoración directa a Dios.

Ser religioso es sinónimo de celo por las cosas de Dios y su presencia; celo por mantenernos en santidad real y práctica; en la purificación constante del cuerpo y el alma. Ser religioso es amar a Dios y a nuestros semejantes.

Las personas auténticamente religiosas son respetuosas de la Palabra Sagrada y es su constante, la práctica de vida en reserva para Dios, la que los hace desarrollar santo temor por lo Divino de Dios y por toda su obra creada.

Las promesas, la esperanza y la fe en nuestro Señor que se manifiesta en la Biblia, alimentan el espíritu sano de auténtica religiosidad.

El más alto sentimiento de religión es el amor, La Palabra de Dios asigna innumerables espacios a la preeminencia del amor en contra de su sentido opuesto el odio.

Finalmente debemos  concebir la auténtica religión (cristiana) como el deseo santo e insaciable por anhelar estar en la presencia del Señor.

“Así como un venado sediento desea el agua de un arroyo, así también yo, Dios mío, busco estar cerca de ti” (Salmos 42:1 BLS)

Esta sed santa por la “fuente de agua viva” que es Cristo Jesús, se convierte en la condición fundamental para participar de las bendiciones terrenales y de la  vida eterna. La participación del Pueblo de  Dios, en la construcción del “Reino de Dios” acá en la tierra, se debe reconocer como la verdadera religión.ciervoffd10

PLANEANDO SIN CONTAR CON DIOS

Dios dijo: « ¡Qué mal les va a ir a ustedes, israelitas rebeldes! Hacen planes sin tomarme en cuenta, y pecan una y otra vez.  (2)  Piden ayuda al rey de Egipto, pero sin consultarme; buscan refugio bajo su poder,  (3)  pero ese rey no podrá protegerlos; Egipto no les dará refugio.  (4)  »Ustedes, los israelitas, han mandado embajadores hasta las ciudades egipcias de Soan y de Hanés;  (5)  pero van a quedar avergonzados, porque esa gente inútil, en vez de ayudarlos, les causará muchas desgracias».  Isaías 30:1-5 BLS  

Los líderes de Israel tenían un plan, pero habían pasado por alto un componente importante de la ecuación: Dios. No se preguntaron si sus planes encajaban en la voluntad de Dios.

Es importante trazar la estrategia para caminar hacia el futuro, en verdad nadie conoce, excepto Dios el futuro, pero grave error es caminar sin tomarlo en cuenta a Él.

Vivir la vida sin proyectarse al futuro es un grave error de personas y organizaciones, vivir sin metas y objetivos claros a largo plazo puede llevarnos a terminar en cualquier lugar diciéndolo de una manera amable. Vivir a la deriva sin considerar oportunidades y posibles obstáculos, seguramente tendrá un costo en nuestra vida futura.

Planeando para el nuevo año:

  1. ¿Mis planes y resultados esperados para este nuevo año son congruentes con mis valores y principios y al mismo tiempo consistente con lo que Dios me indica en su Palabra en cuanto a lo ético y lo justo?
  2. ¿Mis planes personales o de empresa reflejan una dependencia real de Dios?
  3. ¿Los planes que me he propuesto para el nuevo año consideran mi desarrollo personal?
  4. ¿Mis planes consideran un compromiso en la acción y el agradecimiento a Dios y a todos aquellos que lo hacen posible?
  5. ¿Mis planes personales, de familia u organizacionales honran o ignoran la existencia de Dios?

Considera estas  preguntas antes de emprender tu plan estratégico de vida para el nuevo año. Dios tiene el plan perfecto para tu vida, sus planes son de bien y no de calamidad. “Confía en él y el hará”

plan-de-vida

DISCIPLINA PROPIA

Podemos definir “Disciplina Propia” como la capacidad de una persona para hacer lo que tienen que hacer cuando no tiene el deseo de hacerlo.

Mucho del éxito de algunas personas viene simplemente del hecho que se atreven a hacer las cosas que la mayoría no están dispuestas a hacer. A continuación compartimos un ejemplo muy conocido por el pueblo cristiano:

¡Qué difícil es hallar una esposa extraordinaria! ¡Hallarla es como encontrarse una joya muy valiosa! Quien se casa con ella puede darle toda su confianza; dinero nunca le faltará. A ella todo le sale bien; nunca nada le sale mal. Sale a comprar lana y lino, y con sus propias manos trabaja con alegría. Se parece a los barcos mercantes: de muy lejos trae su comida. Se levanta muy temprano, y da de comer a sus hijos y asigna tareas a sus sirvientas. Calcula el precio de un campo; con sus ganancias lo compra, planta un viñedo, y en él trabaja de sol a sol. Ella misma se asegura de que el negocio marche bien; toda la noche hay luz en su casa, pues toda la noche trabaja. Ella fabrica su propia ropa, y siempre ayuda a los pobres. No le preocupa que haga frío, pues todos en su casa andan siempre bien abrigados. Toma telas de lino y de púrpura, y ella misma hace colchas y vestidos. En la ciudad y en el país su esposo es bien conocido, pues ocupa un lugar importante entre la gente de autoridad. La ropa y los cinturones que ella misma fabrica, los vende a los comerciantes. Es mujer de carácter; mantiene su dignidad, y enfrenta confiada el futuro. Siempre habla con sabiduría, y enseña a sus hijos con amor. Siempre está pendiente de su casa y de que todo marche bien. Cuando come pan, es porque se lo ha ganado. Sus hijos la felicitan; su esposo la alaba y le dice: «Mujeres buenas hay muchas, pero tú las superas a todas». La hermosura es engañosa, la belleza es una ilusión; ¡sólo merece alabanzas la mujer que obedece a Dios! ¡Que todo el mundo reconozca los frutos de su esfuerzo! ¡Que todos en la ciudad la alaben por sus acciones! (Proverbios 31:10-31 BLS)

El texto anterior nos muestra la figura de una mujer decidida, emprendedora y de un carácter firme y determinado. Veamos puntualmente algunas de sus virtudes:

  • Mujer noble y de gran valor.
  • Realiza su trabajo con pasión y los que le rodean tienen confianza en ella.
  • Esforzada, trabaja intensamente y sus resultados son evidentes, es una emprendedora que saca rédito de su trabajo.
  • No está pensado en ser gratificada, y deja el placer del triunfo para el final.
  • Es parte de la gente, es inclusiva, está entre nosotros, ayuda a los suyos y a los demás, comparte de lo mucho o lo poco que la vida (Dios) le ha dado.
  • No tiene preocupación (temor) del futuro, su confianza esta puesta en Dios, en sus talentos y en las oportunidades de cada día.
  • Goza del respeto y el reconocimiento de los que si saben de una persona de valor.

Cuan bueno sería que pudiésemos incluir en nuestras aspiraciones de desarrollo personal algunas virtudes de esta excepcional dama,  y en otro sentido, tener la sensibilidad para reconocer e imitar esos dones principalmente de nuestras  esposas, madres, hermanas y en general mujeres y hombres de verdad, que buscan glorificar el nombre de Dios a través de un testimonio ejemplar de amor y servicio a los demás.

Recursos utilizados:

  1. Biblia de estudio de liderazgo NVI
  2. Biblia de Lenguaje Sencillo BLS

file0001209214386

Sobre liderazgo: Más que capacitación e instrucción, mentoreo.

Un mentor, es una persona que, con mayor experiencia o conocimiento, ayuda a una persona de menos experiencia o conocimiento. (Wikipedia)
La palabra “Mentor” nace en la antigua Grecia, Mentor en la leyenda griega era amigo, consejero y hombre de confianza de Odiseo; a Mentor, Odiseo le confió la educación de su hijo.
Un “mentor” tiene como tarea alimentar, proveer y apoyar de consejo sabio a su “mentoreado”. Para cultivar efectivamente las capacidades de liderazgo de otras personas; antes bien, debemos proveerles con mucho más que procesos de capacitación e instrucción.
Cuando desde nuestra posición de liderazgo tenemos la responsabilidad de desarrollar persona de manera integral, debemos ser más que sus líderes y jefes y convertirnos en sus mentores, cuidando de estar siempre cerca de ellos y cuidando en todo tiempo que ellos puedan seguir tu buen ejemplo.
El apóstol Pablo entendió en su momento la importancia del mentoreo en el proceso de desarrollo de liderazgo y recordó a los hermanos de Tesalónica todo aquello que había hecho por ellos aún más que ser un pastor compartiendo vida espiritual. Pablo había interiorizado este pensamiento a tal grado de decir a su iglesia con autoridad que eran seguidores no de un tal Pablo de Tarso; sino seguidores de Jesucristo y dijo en Tesalónica “Ustedes se hicieron imitadores nuestros y del Señor”.
                                                         “MÁS QUE UN LÍDER, UN MENTOR”
“Cuando les anunciamos la buena noticia, no lo hicimos sólo con palabras. Al contrario, cuando estuvimos entre ustedes dejamos bien claro que tenemos el poder de Dios, y que el Espíritu Santo actúa por medio de nosotros, para el bien de ustedes. Ustedes siguieron nuestro ejemplo y el de nuestro Señor, y aunque sufrieron mucho, recibieron ese mensaje con la profunda alegría que da el Espíritu Santo” 1 Tesalonicenses 1:5-6 BLS
Presentación1

Sobre Espiritualidad y Liderazgo.

Jesús debe ser la fuente de espiritualidad cristiana y el ejemplo a seguir en cualquiera que sea la empresa que demande de nuestro liderazgo.
Arnulfo Romero, señaló: “Jamás me he creído un líder. Sólo hay un líder: Cristo Jesús” (Homilía del 28 ago. 1977)
El secreto de la relación entre espiritualidad y liderazgo consiste en saber correlacionar el “Ser ” con el “Hacer”, no debemos sacrificar lo uno ni lo otro. Jesús nos enseña ” ¡Ay de ustedes, fariseos!, que dan la décima parte de la menta, de la ruda y de toda clase de legumbres, pero descuidan la justicia y el amor de Dios. DEBÍAN HABER PRACTICADO ESTO, SIN DEJAR DE HACER AQUELLO” (Lc. 11:42)
Finalmente, como líderes y buenos trabajadores, debemos ser honestos y responsables con las tareas que nos demandan en nuestras organizaciones o empresas para las cuales laboramos, decir soy cristiano y ser un mal trabajador no es una relación consistente ni correcta. Debemos “ser” tanto lo uno como “hacer” lo otro… y hacerlo muy bien.
Presentación1
A %d blogueros les gusta esto: