La Dieta propuesta por Daniel a la luz de la ciencia actual.

Una de las historias más sorprendentes de la Biblia, en la cual se aprecia la fe y confianza en Dios, es la que se encuentra registrada en Daniel capítulo 1. El propósito de esta presentación es resaltar la dieta a la cual Daniel hizo referencia en el versículo 12: "Prueba te ruego a tus siervos durante diez días. Danos legumbres a comer y agua [1] a beber".

Trasfondo bíblico

Daniel y sus amigos habían sido tomados prisioneros por los ejércitos de Nabucodonosor. Al ser llevados a Babilonia se les ofreció estudios superiores y además, participar de la misma comida que había en la mesa del rey. Es en esas circunstancias cuando Daniel hace su decisión y la propuesta de una dieta.

Hay una referencia más a esa dieta sugerida por Daniel en el versículo 16: "Desde entonces el guarda tomaba la ración y el vino de ellos, y les daba legumbres". Algo que salta a la vista inmediatamente es la repetición del término "legumbres". El cual en hebreo es "Zero´im" que significa Vegetales o alimentos vegetales. Proviene de la raíz "Zerá" que significa semillas. En general, se puede concluir que la traducción de éste término es: Alimentos vegetales, de plantas que producen semillas [2]

Alomía afirma que cuando Daniel se refiere a legumbres es "todo el amplio rango alimentario de origen vegetal encontrado en la naturaleza: frutas, cereales, hortalizas, legumbres, nueces, palmeras, etc"[3]. Sin embargo, Daniel no estaba inventando esa receta, él hacía referencia a la dieta del Génesis dada por Dios mismo a Adán y a Eva en Génesis 1:29 "Os doy toda planta que da semilla, que está sobre la tierra, y todo árbol que lleva fruto y da semilla. Esto será vuestro alimento"[4].

La dieta sugerida consistía en: Panes de trigo y cebada, granos tostados y hervidos, ensaladas de verduras, frutas como higos, uvas y pasas, nueces granadas y especialmente dátiles que hasta hoy son muy abundantes y esenciales en la dieta mesopotámica, el aceite de oliva, miel de abejas, posiblemente queso[5]

El sabio griego y padre de la medicina Hipócrates afirmó "Que tu alimento sea tu medicina, y tu medicina tu alimento"

Ciencia actual

En la Pirámide Alimenticia, tanto la antigua como la moderna, se puede observar que el grupo de vegetales y frutas recomendadas por día en la ingesta es de 3 a 5 porciones de vegetales y 2 a 4 porciones de frutas. Además, que en la pirámide moderna se añade el ejercicio [6].

Si analizamos uno a uno los elementos de la dieta podremos ver la importancia que tienen en la alimentación.

Legumbres

Son frutos que proceden de las vainas de las plantas, como los frijoles, garbanzos, lentejas, chícharos, habas (verdes).
Las legumbres son una alternativa nutritiva y barata de la carne. Cuando a las legumbres se las ha dejado secar se las conoce como leguminosas, que incluye todo lo anterior, más soja, tarwi o tarhui

Beneficios: [7] Protege contra casi todos los tipos de cáncer. Previene los problemas cardiovasculares. Evita la diabetes. Evita el riesgo de sufrir una trombosis cerebral. Mejora la actividad intestinal. Previene el estreñimiento. Posee alto rendimiento nutritivo. Pobre en grasa. Rica en hidratos de carbono y hierro. Tienen más agua y más fibra. Provocan sensación de saciedad. Alta fibra vegetal. Bajo costo. Tienen ácido fólico, esencial para el crecimiento, los tejidos  y la salud, ideal para las mujeres en edad fértil y embarazadas. Fuente de proteínas más rica que la carne, el huevo y el pescado, así como de vitaminas B.

Mitos: Son alimentos de pobres. Engordan. Tienen colesterol. Producen gases.

Cereales [8]

Los cereales son un grupo de plantas dentro de otro más amplio: las gramíneas. Se caracterizan porque la semilla y el fruto son prácticamente en su mayoría una misma cosa: los granos de los cereales. Los más utilizados son: el trigo, arroz, maíz, cebada, centeno, avena, mijo, quinua, cañihua o kañawa, y kiwicha.

Beneficios: [9] Son carbohidratos de absorción rápida. Su fibra es de absorción lenta. El contenido proteico depende del cereal y del procesamiento industrial. Bajo en grasas. Contienen minerales. Contienen todas las vitaminas del complejo B. Vitamina E presente en el germen. Vitamina B1 abundante en el salvado. Tienen proteínas de moderada calidad biológica, pero combinados con legumbres tienen alto valor proteico.

Mitos: El pan engorda mucho. El pan blanco engorda más que el integral. El pan contiene mucha grasa. Las palomitas de maíz (pipocas) no son aconsejables.

Frutas

Son los alimentos más importantes dentro de los alimentos naturales vegetales. Deben estar presentes diariamente en la dieta.

Beneficios: Poseen vitaminas hidrosolubles (B y C) que no se almacenan, vitamina E (sana heridas). Ricas en fibra y minerales. Aportan energía (Hidr. Carb. Simples: fructuosa, sacarosa y glucosa muy bien asimilables). Contienen fitoquímicos (convierten a las frutas en fuentes curativas)[10]. Previene la obesidad, diabetes, hipertensión, estreñimiento, ataques de corazón y cáncer (flavonoides). Potentes antioxidantes. Saludables para los huesos. Neutralizan el exceso de acidez. Purifican el organismo (eliminan exceso de líquidos y

residuos). Hidratan el cuerpo. Una dieta con variedad de frutas y vegetales prevendrá 20% o más casos de cáncer.[11]

Oleaginosas

El sésamo, nueces, cacahuates, almendras, pecanas, cajú, semillas de girasol, de calabaza, canola, linaza, cártamo, etc., son algunos de los alimentos que se encuentran en el grupo de las oleaginosas.

Aceites de Oleaginosas: Algodón, Canola, Cártamo, Girasol, Olivo, Soya.

Beneficios: [12] Grasas naturales. Aporte calórico indispensable y vital. Reduce el colesterol en sangre. Previene enfermedades cardiovasculares, diabetes y obesidad. Ricos en proteínas vegetales. Contienen  vitaminas E, B1, B2, ácido pantoténico. Contienen calcio Contienen hierro, magnesio y potasio. Benefician el sistema nervioso central, su carencia produce nerviosismo, irritabilidad, depresión, debilidad y cansancio anormales. Usados en la dieta para personas que desean dejar el cigarrillo. Ideal en el embarazo. Ideal en la lactancia por el efecto galactógeno (aumenta la secreción de leche).

Hortalizas y verduras [13]

Son los vegetales que se cultivan en el huerto. A estos se han añadido los tubérculos y raíces.

Beneficios: Son ricos en minerales, calcio, hierro, vitaminas y fibra (celulosa, evita cáncer de colon). Regulan las reacciones químicas que se producen en el organismo. Tienen efecto saciante. La mayoría tiene 70 a 90% de agua, 0,5 a 3,0% de proteínas y 0,5% de grasa. Contienen entre 2 y 8% de carbohidratos digerible y no digerible. Son anticancerígenas. Tienen vitaminas hidrosolubles, liposolubles y antioxidantes. Algunas actúan como condimentos.

Agua [14]

Elemento vital e indispensable para la vida en el planeta.

El 60% está dentro de las células y el 40% fuera de ellas. Los huesos tienen del 20 al 25% de agua. Los músculos un 75% de agua.

El cerebro es en un 85% agua, por lo tanto, un buen cerebro es mayormente agua. Debemos consumir entre 5 y 8 vasos diarios.

Beneficios: Ayuda en la respiración, digestión, secreciones glandulares, regulación de temperatura, circulación sanguínea, expulsión de productos de desecho.

Estudios

En 1983 se realizó un estudio en China por el Dr. T. Colin Campbell, quién investigó el régimen alimenticio, estilos de vida y mortalidad por enfermedades provocadas. En sus resultados escribió: "Hay abrumadoras evidencias de que las características nutritivas de los alimentos de origen animal fomentan las enfermedades degenerativas, mientras que las características nutritivas de los alimentos de origen vegetal inhiben el desarrollo de estas enfermedades"

Posteriormente se hizo un estudio en los EE.UU. y luego se los comparó con los realizados en China, los resultados fueron que los chinos padecen mucho menos enfermedades cardiovasculares, cáncer, osteoporosis y anemia que la población de EE.UU., porque los chinos consumen el 96% de proteínas de origen vegetal, mientras que los americanos, consumen el 71% de proteínas de origen animal.

Por otro lado, el Dr. Vasconcellos afirma: "El consumo de dietas con alto contenido de productos de origen vegetal (frutas, verduras, granos integrales y leguminosas) es considerado como medio de protección contra enfermedades crónicas, especialmente el cáncer. Personas que consumen un bajo nivel de frutas y vegetales tienen un doble nivel de riesgo para adquirir diversos tipos de cáncer que aquellas personas con un alto nivel de consumo de este tipo de alimentos"[15].

El Dr. Messina hace también una sorprendente declaración:[16] "Coman en cantidad cereales integrales, verduras y frutas. Incluyan soja u otro producto en sus alimentos cada día. Consuman pequeñas cantidades de nueces, semillas, … Lo crean o no, esto es todo lo que necesitan saber".

Con respecto al colesterol el Dr. Sánchez quien investiga los aminoácidos por años manifiesta:[17]"Los niveles más bajos de colesterol en suero sanguíneo se obtienen cuando se incluye en la dieta proteínas y aceites de origen vegetal".

Finalmente el Dr. Sabaté,[18] especialista en nutrición, concluye: "El consumo abundante de frutas y verduras previene la aparición de ciertos cánceres. La ingesta de cereales integrales y frutos oleaginosos reduce el riesgo de infarto del miocardio y el exceso de colesterol en la sangre. Además de ser ricos en fibras, minerales y vitaminas, los alimentos de origen vegetal aportan a la dieta sustancias aún no bien conocidas,  ni clasificadas como nutrientes (elementos fitoquímicos), pero con potentes efectos anticancerígenos y curativos de múltiples enfermedades y dolencias".

Conclusión

No queda la menor duda que la dieta propuesta por Daniel, era la mejor. Dios mismo la había dado.

Si creemos que Dios busca lo mejor para nosotros entonces eso es lo mejor. Por medio del profeta Isaías, Dios pregunta: "¿Por qué gastáis el dinero en lo que no es pan y vuestro trabajo en lo que no sacia? ¡Oídme atentamente: comed lo mejor!!!!"[19]

Dios en su amor y misericordia desea que tengamos una buena salud física y por ende una mejor salud mental, social y espiritual. Daniel y sus amigos lograron alcanzar un nivel diez veces mas alto en conocimiento y sabiduría que todos los sabios de su época. ¿Será que nosotros no podemos seguir esa dieta y lograr lo que ellos lograron?

Elena de White por inspiración divina declaró hace algunas décadas atrás: "Los cereales, las frutas carnosas, los frutos oleaginosos, laslegumbres y las hortalizas constituyen el alimento escogido para nosotros por el Creador. Preparados del modo más sencillo y natural posible, son los comestibles más sanos y nutritivos. Comunican una fuerza, una resistencia y un vigor intelectual que no pueden obtenerse de un régimen alimenticio más complejo y estimulante"[20].

Autores del artículo:

Obst. Teresa Heredia León. Obstetra, Posgrado en Psicoprofilaxis Obstétrica (ASPPO) 

Mg. Samuel Huamán Obando. Docente – Facultad de Teología.Universidad Adventista de Bolivia

Citas:

[1] Nueva Versión Internacional,  el énfasis es nuestro.

[2] F. Nichol, Comentario Bíblico Adventista, t.4 (Boise: Publicaciones Interamericanas, 1990), 788.

[3] Merling Alomía, Daniel el Profeta Mesiánico, Vol. II (Lima, Perú: Editorial Imprenta Unión, 2006), 31,32.

[4] Nueva Versión Internacional,  el énfasis es nuestro.

[5] Alomía, Daniel el Profeta Mesiánico, 33.

[6]www.mypyramid.gob.org (consultado el 07 de noviembre de 2008)

[7]William Dysinger, Estilo de vida celestial: vida saludable (Buenos Aires, Argentina: ACES, 1998), 45.

[8] Carlos Alvarado y Teresa Blanco Blasco, Repasando bioquímica y nutrición (Lima, Perú: Facultad de Medicina Humana Universidad Particular San Martín de Porres, 2001), 198,199.

[9] Ibid.

[10] Jorge Pamplona Roger, El poder medicinal de los alimentos (Buenos Aires, Argentina: ACES, 2004), 21.

[11] Alfredo Mejía, La malnutrición global: un resumen del problema y sus implicaciones (USA: Loma Linda University, 1997), 11.

[12] Pamplona, El poder medicinal de las plantas, 46,47,53, 61.

[13]Alvarado y Blanco, Repasando bioquímica y nutrición, 210.

[14] Ibid., 13.

[15] Citado en, Dysinger, Estilo de vida celestial, 45. J. Andrés Vasconcellos, Departamento de Ciencias de Alimentos y Nutrición,  Universidad Chapman, Orange, California, U.S.A.

[16] Ibid.,  46. Dr. Mark Messina, Instituto Nacional del Cáncer de los EE.UU.

[17] Citado en, Vernon Foster, Retorne a lo natural: Viva más y mejor (Buenos Aires, Argentina: ACES, 1998), 284. Alberto Sánchez, Universidad de Loma Linda.

[18] Ibid., Joan Sabaté. Catedrático y Director del Departamento de Nutrición, Escuela de Salud Pública, Universidad de Loma Linda- California-EE.UU.

[19] Nueva Versión Internacional,  el énfasis es nuestro.Isa.55:2.

[20] Elena G. de White, Ministerio de Curación (California: Publicaciones Interamericanas, 1972), 227. 

Samuel Huamán Obando. BT, LT, MPH
Licenciado en Teología
Magister en Salud Pública
Estudios de Maestría en Teología
Dir. Dpto. de Investigación Facultad de Teología
Dir. Centro White – UAB
Universidad Adventista de Boliviaclip_image001clip_image001[1]clip_image001[2]clip_image001[3]clip_image001[4]clip_image001[5]

clip_image001[6](00 591 4) 4263330clip_image002 Anexo 298 Casa

clip_image001[7](00 591) 72788412clip_image002[1] Celular
Av. Simón I. Patiño Km. 1 1/2 – Vinto
Casilla 528
Cochabamba – Bolivia              

http://www.foroadventista.org/

foto: http://img.vitonica.com/2007/09/vegetales.jpg

Publicado el 5 febrero, 2009 en Salud y bienestar. Añade a favoritos el enlace permanente. 5 comentarios.

  1. Gracias, esla segunda vezque voy a hacer esta dieta y en la primera me fué muy bien Amo A Dios con Todomi corazóin y amo su Palabra que nos vivifica

    Me gusta

  2. Me encanta la forma en que el sacrificio de Daniel es explicado. Yo hice este sacrificio para mi Dios. Aunque en lo fisico esto puede ser una dieta, mi recommendacion es hacerlo para agradar a Dios y para que su Santo Espiritu sujete su carne. Y algo muy importante es que sea acompanado de oracion. Vera como lo va ha disfrutar y va ha ver y sentir cosas sobrenaturales que nunca a visto ni a podido sentir antes.

    Y lo mas importante es que el favor de Dios estara con usted como estuvo con Daniel

    Me gusta

  3. Estoy gorda y enferma por desobediente. Un día oré a Dios por mi salud y me contestó en un sueño . Me dijo _ Haz la dieta de Daniel- Percibí que era la respuesta, pero cabesidura que era cuando vi que tenía que dejar la carne pues no me gustó la dieta. Mala mia lo sé, pero tengo una triste excusa, no busque ayuda de alguien que dominara el tema. Gracias a Dios me decidí a buscar en internet y los encontre a ustedes, ahora si que me interesa y lo voy a hacer. Tengo profesia de larga vida y recibida varias veces en diferentes lugares y ministros del Señor. Yo le dije a mi Señor pero seré como Job con tanto dolor y sufrimiento? Espero esta dieta sea mi medicina.Creo profundamente en mi Padre Celestial y que me dará la vida saludable porque me voy a someter a su voluntad Dios es grande y majestuoso, lo amo con todo mi ser porque he visto su Gloria en mi por lo que he visto. Gracias mis hermanos ,me han sido de gran ayuda. Espero encontrarlos nuevamente para presentarles mi nueva vida. Mucho cariño para mi gente al servicio de Dios. Dios les bendiga hoy y siempre.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: