No podemos hacer todo…

No podemos hacer todo, y hay un sentido de liberación al darse cuenta de ello.

Esto nos permite hacer algo, y
hacerlo muy bien.

Puede estar incompleto, pero es un  comienzo, un paso en el camino, una oportunidad para que la gracia del Señor entre y haga el resto.

Quizá nunca veamos los resultados finales,

pero esa es la diferencia entre el maestro constructor y el obrero.
Somos obreros, no maestros constructores,

ministros, no Mesías. Somos profetas de un futuro que no es el nuestro"

M_Romero

Monseñor Oscar Arnulfo Romero

Publicado el 31 octubre, 2009 en Pensamientos. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: