Acupuntura Espiritual

LuisRo

La acupuntura (del lat. acus, aguja (sustantivo), y pungere, punción (verbo)) es una técnica de medicina tradicional china que trata de la inserción y la manipulación de agujas en el cuerpo con el objetivo de restaurar la salud y el bienestar en el paciente.

La acupuntura es originaria de China y es posiblemente la práctica más comúnmente asociada con la medicina tradicional.

Los chinos conciben el mundo como un todo que se relaciona entre sí, al igual que el cuerpo humano, cuyos órganos y entrañas no funcionan aislados.

la medicina tradicional china identifica doce canales o vías de comunicación principales que se corresponden con los órganos vitales del cuerpo humano: pulmones, intestino grueso, intestino delgado, bazopáncreas, corazón, riñones, vejiga, sistema cardiovascular, vesícula biliar, hígado, vaso de la concepción, vaso gobernante y triple calentador.

Mediante la inserción de finas agujas en puntos específicos se equilibra la energía trastornada en el órgano que lo rige. El trastorno puede producirse por factores externos como internos que pueden desembocar en enfermedades. La operatoria sobre los puntos acupunturales intenta reequilibrar la energía, ya sea estimulando en los puntos; o por el contrario, produciendo depresión en estos*

Hace unos Días conversando con un hermano en Cristo que ha sido diagnosticado de Cáncer en la Próstata me comentaba que había visitado a un medico general con especialidad en medicina tradicional china, que le había realizado la práctica de la acupuntura para aliviar fuertes dolores en la región genital; me comentaba que había sido introducido por una serie de agujas en la región abdominal y en la zona de las piernas cerca de sus pies; al preguntarle sobre su experiencia (ya que nunca la he practicado) me comenta que se siente como un paso de corriente eléctrica que circula desde el punto de acupuntura, hasta el sitio afectado por el dolor.

Al escuchar su relato vino a mi pensamiento si fuese posible aliviar los dolores del alma y el corazón con algún tipo de práctica de “Acupuntura Espiritual”. Buscando una respuesta a la interrogante vino a mí el capitulo cinco del libro de Mateo 5:3-11 (las bienaventuranzas): Bienaventurados los pobres en espíritu, porque de ellos es el reino de los cielos. Bienaventurados los que lloran, porque ellos recibirán consolación. Bienaventurados los mansos, porque ellos recibirán la tierra por heredad. Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia, porque ellos serán saciados. Bienaventurados los misericordiosos, porque ellos alcanzarán misericordia. Bienaventurados los de limpio corazón, porque ellos verán a Dios. Bienaventurados los pacificadores, porque ellos serán llamados hijos de Dios. Bienaventurados los que padecen persecución por causa de la justicia, porque de ellos es el reino de los cielos. Bienaventurados sois cuando por mi causa os vituperen y os persigan, y digan toda clase de mal contra vosotros, mintiendo”

Me pregunto ¿abra dolor humano que nuestro Señor Jesucristo haya pasado por alto en el mensaje del monte?; ¿por qué habría de llamarlos doblemente bendecidos (Bienaventurados) a todos aquellos que sufren por alguna causa? Hay algo mas que conmueve mi pensamiento: “Gozaos y alegraos, porque vuestro galardón es grande en los cielos; porque así persiguieron a los profetas que fueron antes de vosotros” (Mateo 5:12), pienso en definitiva que Jesús pensaba en una sociedad mas justa y humana normada por valores que enaltecieran la naturaleza humana, dando un golpe mortal a todo tipo de injusticia; una revolución social bajo el ideal del amor y el estandarte de la justicia. Una nueva era coronada por la victoria de la salvación al lado del Padre por toda la eternidad.

No debemos buscar mas el punto de acupuntura para sofocar el dolor producido por el desengaño, la injusticia, el desamor, la enfermedad, la soledad, o cualquier otro mal que causa dolor a nuestra vidas; ese punto neurálgico se encuentra en nuestro corazón, la Palabra de Dios es la espada y no la aguja que atravesara nuestro entendimiento y nuestro corazón y que moverá esa energía vitalizadora llamada Espíritu Santo que hasta hoy quizá haya estado contristado en nuestro ser producto del afán y la insensibilidad del cada día.

Busca al medico de médicos, al que sana todas tus heridas y alivia todos tus dolores, Jesús de Nazaret, el tiene el poder para convertir tu dolor en gozo y puedas seguir disfrutando de la vida que El a prometido para los que le aman y le buscan en Espíritu y en verdad.

acupuntura

* Fuente: http://es.wikipedia.org/wiki/Acupuntura

Publicado el 20 marzo, 2010 en Reflexiones. Añade a favoritos el enlace permanente. 1 comentario.

  1. AMEN!!! lo experimente, es verdad el medico de medicos es CRISTO!!! busqumosle a El y todo lo demas vendra por anadidura. El es el camino de verdad que nos lleva a la vida.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: