Deberes para con el prójimo

No niegues un favor a quien lo necesita si está en tu mano hacérselo. Si tienes, no digas al prójimo: Regresa otro día, mañana te lo daré. No trames daños contra tu prójimo mientras vive confiado contigo.

No lleves a juicio a nadie sin motivo cuando él no te ha hecho daño.

No envidies al violento ni elijas ninguno de sus caminos. Porque el Señor aborrece al perverso, pero se confía a los hombres rectos; el Señor maldice la casa del malvado y bendice la morada del honrado; se burla de los insolentes, pero trata con bondad a los humildes; otorga honor a los sabios y reserva deshonra para los necios.

Proverbios 3:27-35 (La Biblia de Nuestro Pueblo)

Dilatar hacer lo bueno es una falta de consideración e injusticia, incluso el incumplimiento de nuestras promesas. Retener lo que no es nuestro destruye la confianza y crea grandes problemas. Seamos durante este nuevo año tan diligentes y animados a hacer el bien a los demás como lo somos al recibir el beneficio de los demás.

Publicado el 3 enero, 2011 en Lectura Bíblica. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: