Rectitud

Salmos 101:1-8 (RV60)

“Misericordia y juicio cantaré; A ti cantaré yo, oh Jehová.  (2)  Entenderé el camino de la perfección cuando vengas a mí. En la integridad de mi corazón andaré en medio de mi casa.  (3)  No pondré delante de mis ojos cosa injusta.

Aborrezco la obra de los que se desvían; Ninguno de ellos se acercará a mí.  (4)  Corazón perverso se apartará de mí; No conoceré al malvado.  (5)  Al que solapadamente infama a su prójimo, yo lo destruiré; No sufriré al de ojos altaneros y de corazón vanidoso.  (6)  Mis ojos pondré en los fieles de la tierra, para que estén conmigo; El que ande en el camino de la perfección, éste me servirá.  (7)  No habitará dentro de mi casa el que hace fraude; El que habla mentiras no se afirmará delante de mis ojos.  (8)  De mañana destruiré a todos los impíos de la tierra, Para exterminar de la ciudad de Jehová a todos los que hagan iniquidad”

Comentario:

Es probable que David haya escrito este salmo al comienzo de su reinado cuando estableció las normas que quería seguir. Sabía que si quería andar por el camino de la perfección, necesitaría la ayuda de Dios.

 Cuando venimos auténticamente a los pies de Cristo el deseo de cambio en nuestra vidas es evidente y nos comprometemos con ser mejores personas cada día; Podemos andar por este camino correcto si evitamos: abrazar la maldad (“no pondré delante de mis ojos cosa injusta” 101.3); asociarnos con gente malvada (“corazón perverso se apartará de mí” 101.4) difamar a otros (101.5); y llenarnos de vanidad o superficialidad (101.5). Si bien debemos evitar todo lo indicado anteriormente, también debemos dejar que la Palabra de Dios nos muestre como  vivir en rectitud.

David dijo que mantendría sus ojos en “los fieles de la tierra”. En otras palabras, escogería como ejemplos y amigos a quienes son veraces y piadosos. Nuestros amigos y personas que nos rodean tienen una profunda influencia en nuestra vida. Asegurémonos  en mantener la mirada en los que son fieles a Dios y su Palabra.

 Dios desea poner sus ojos en los “fieles de la tierra”, su Palabra nos enseña que este es digno de servirle. Todos somos llamados a amar a Dios y a servirle, pero un requisito fundamental es la fidelidad.

Recursos:
Biblia RV1960; Biblia Diario Vivir
Imagen: http://4.bp.blogspot.com/_lGqZUXiwgZo/SZDVPk3PONI/AAAAAAAAAew/nCKxSmmHwMo/s320/lionlamb.jpg

lionlamb

Publicado el 5 agosto, 2013 en Iglesia, Lectura Bíblica. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: