MI RUIDO INTERIOR NO ME DEJA ESCUCHAR LA VOZ DE DIOS

Por: LuisRo

Un valor importante de mi vida es la amistad, valoro significativamente las relaciones interpersonales y cuanto no más valoro mi relación y comunicación con Dios. Cuando hablo con las personas me gusta escucharles con atención, observo sus gesticulaciones y me entrometo en el tema que estamos abordando; fruto de ese  esfuerzo, he logrado aprender muchas cosas de la gente que me rodea y edificarme grandemente, así como también expresar interés  y respeto por los demás.

Esta mañana al realizar mi devocional personal, buscando el lugar del altar cotidiano, en el silencio de la mañana, me di cuenta que el principal obstáculo para comunicarme con Dios era “Mi ruido interior”, cualquier cantidad de pensamientos bombardearon mi tiempo durante la cita más importante del día. Mi mente parecía una plaza pública y cualquier cantidad de voces trataban de captar lo mejor de mi atención. En medio del desorden y el caos, mi espíritu buscaba la presencia del Espíritu de Dios, no era una tarea nada fácil; Tenía tantas cosas que compartir con mi amigo íntimo, comencé a preocuparme de no dar una impresión de respecto para aquel que merece todo honor y honra.

Después de un momento recordé algunos de los rudimentos que han sido de gran bendición en mi vida devocional; para comenzar recordé la importancia de iniciar mi tiempo devocional “Meditando en la grandeza de Dios”, refrescar con atención los atributos divinos de omnipotencia, omnipresencia, omnisciencia entre otros, me hace estremecer en mi pequeñez y vulnerabilidad humana. Al contemplar la grandeza de su creación, al intentar escudriñar su voluntad, al sentirme parte de un complejo sistema organizado y perfecto, me doy cuenta que él está aquí, y está en todo lugar, ahora veo su inmensidad y lo siento dentro de mi ser, él es real.

Después de un tiempo de meditación y contemplación de su belleza y grandeza, ha venido a mí un espíritu de gratitud, producto del amor de aquel que me amó primero, gratitud por la vida, por la familia, por los amigos, por el bienestar material, por las oportunidades, por las adversidades que permiten que él se glorifique en mi vida y en tantas cosas por enumerar, sin menospreciar el regalo más grande e importante de la salvación eterna en su presencia. Reconocer mi amor por el por lo que él es y no solo por lo que me da, es sumamente gratificante.

Ahora puedo ver mi pequeñez y mi vulnerabilidad, y reconozco mis fallas e imperfecciones en actitud de humildad; comprendiendo que estoy aquí simplemente por su infinita misericordia.

El tiempo ha pasado y una paz y silencio que sobrepasa mi entendimiento toma control de mí, ahora si es más clara su presencia, puedo sentir su calor, él está aquí, conmigo a solas, esto es grandioso; ahora ya puedo hablar con Dios en confianza y en libertad.

Es probable que hallas en algún momento experimentado este “Ruido de tu interior” que impide que tu hables con este amigo fiel y especial, toma en cuenta esta experiencia, es posible que la respuesta que andas buscando; que la decisión que tengas que tomar ya está reiterada en la voluntad de tu Hacedor; acalla las voces que hacen ruido dentro de ti, con frecuencia, es más fuerte el ruido interior de tu ser, que el ruido exterior del mundo que te rodea.

Dios nos habla de muchas maneras, ahora mismo habla a tu vida y a la mía, por eso comparto contigo a continuación, una serie recursos que el Señor ocupa para manifestar su voluntad para nuestras vidas; por favor, tómalas en cuenta:

  1. La Biblia: “Toda la Escritura es inspirada por Dios y útil para enseñar, para reprender, para corregir y para instruir en la justicia, a fin de que el siervo de Dios esté enteramente capacitado para toda buena obra” (II Timoteo 3:16-17).
  2. El Espíritu Santo hablando a nuestro corazón: “Por tanto, este es el pacto que después de aquellos días estableceré con la casa de Israel, dice el Señor: Pondré mis leyes en su mente y las escribiré en su corazón. Yo seré su Dios, y ellos serán mi pueblo. Ya nadie enseñará a su prójimo, ni nadie enseñará a su hermano ni le dirá: ‘¡Conoce al Señor!” (Hebreos 8:10-11).
  3. Palabra de Profecía: “No apaguen el Espíritu, no desprecien las profecías, sométanlo todo a prueba, aférrense a lo bueno” (1 Tesalonicenses 5:19-21).
  4. El sabio consejo: “Sin dirección, la nación fracasa; el éxito depende de los muchos consejeros” (Proverbios 11:14).
  5. Confirmación: “Pero si no, lleva contigo a uno o dos más, para que “todo asunto se haga constar por el testimonio de dos o tres testigos” (Mateo 18:16).
  6. La paz de Dios: “Que gobierne en sus corazones la paz de Cristo, a la cual fueron llamados en un solo cuerpo. Y sean agradecidos” (Colosenses 3:15).
  7. Las Circunstancias y el Tiempo: “Después de esto, Pablo se marchó de Atenas y se fue a Corinto. Allí se encontró con un judío llamado Aquila, natural del Ponto, y con su esposa Priscila. Hacía poco habían llegado de Italia, porque Claudio había mandado que todos los judíos fueran expulsados de Roma. Pablo fue a verlos y, como hacía tiendas de campaña al igual que ellos, se quedó para que trabajaran juntos” (Hechos 18:1-3 – esta relación entre Pablo, Aquila y Priscila – que resultó de circunstancias – se convirtió en una de las más importantes estrategias de socios que hay en el libro de Hechos de los Apóstoles).

En muchas ocasiones Dios confirmará su dirección a nosotros por medio de algunos de estos recursos, particularmente cuando estamos en el proceso de tomar una decisión importante, que cambie nuestras vidas.

 Recursos:

images

Publicado el 14 diciembre, 2014 en Adoración y alabanza, Iglesia, Motivacional, Reflexiones. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: