Carta a mi sobrino

“En lo poco me fuiste fiel, en lo mucho te pondré…”

Amado sobrino, estas a las puertas de un nuevo cambio, una nueva oportunidad para recomenzar y escribir buenas historias, doy gracias por la misericordia del que te regaló la vida, y que ha ido edificando poco a poco sobre tu existencia.

Con agrado veo vientos de cambio y de esperanza, es el momento de ser fuerte y valiente, de brillar como la luz de la mañana hasta que tu vida y la de los tuyos sea perfecta. Dios es bueno, y sus mercedes son nuevas cada mañana.

Solo deseo darte mi bendición y algunos consejos de vida que no me los ha dado la academia sino la vida:

  • Cuídate de los lobos con piel de oveja, están en todo momento y todo lugar, incluso podrán estar muy cerca de ti, sin que los percibas.
  • Todo lo que sembramos en la vida se cosecha en su oportunidad.
  • Las cosas que no se compran con dinero son las que tienen más valor, cuida y estima estos tesoros que te ha dado la vida.
  • Sea humilde, pero no ingenuo; sagaz y astuto, pero no mal intencionado.
  • “Nada de lo quienes es tuyo”, todo le pertenece a Dios. Por tanto adminístralo de la mejor manare comenzando por tu propia vida.
  • Sea siempre agradecido, hasta por las cosas mas pequeñas y hasta insignificantes que le parezcan.
  • Disfruta la vida, pero recuerda, de todo lo que hagas eres responsable.
  • Cada día tiene su propia agenda, vive el día de hoy, no ayer, ni mañana.
  • Si va a tomar una decisión, consúltela con Dios y con su ayuda idónea, solo hay tres opciones, “Si, No, Todavía No”
  • Reconoce tus vulnerabilidades, nadie es perfecto, no te culpes, por todo lo que sucede o no sucede: Si te equivocas, pide perdón, corrige y rezarse el daño ocasionado. Tu no lo puedes todo, pide ayuda, en la multitud de consejos hay sabiduría. Se sabio y dedica todo tu ser y hacer a la grandeza del Todopoderoso.

Es hora de volar alto, sin olvidar de donde nos rescató Dios. Ahora me despido hasta tu próximo punto de inflexión, a ser más grande siendo el más pequeño. Dejo para ti una tarea no fácil, pero tampoco imposible: Busca el Amor, busca la Fe, busca la Razón, busca la Justicia. Y la paz que sobrepasa el entendimiento de los hombre este contigo.

Con amor filial.

Tu Tío.

padre20e20hijo

Publicado el 18 abril, 2015 en Familia, Pensamientos, Poesia, cuentos y mas. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: