De vuelta a clases, Papá, dame tu bendición.

Y Jesús crecía en sabiduría y en estatura, y en gracia para con Dios y los hombres. (Lucas 2:52 RV60)
Esta mañana mi familia se levantó muy temprano, aún cuando el sol no se había levantado, nos preparamos para un día muy especial, el primer día de clases de nuestro hijo que inicia el año escolar 2016.
Con toda seguridad ha sido la primera mañana del año nuevo que mi hijo se levanta sin que le despierte mamá, la emoción de volver al colegio y conocer a sus nuevos compañeros y profesores era desbordante. Como sabéis, todos aquellos que tenemos chicos y chicas en edad escolar el tiempo por las mañanas es tan corto, preparando los alimentos, revisando los últimos detalles, el bolso escolar, el refrigerio, el uniforme, en fin todo a reloj cronometrado para salir a la precisa hora.
Una oración inicial en familia para iniciar el nuevo día, antes de arrancar el motor del auto nos prepara para un viaje de 40 minutos hasta el centro escolar. Todavía el haragán del sol no alumbra y mi peque me dice “papi que emoción…”, típico un tipo emotivo y sentimental como su padre. Mientras recorremos la carretera, el sol va levantando su sonrisa y nos comienza a revelar una preciosa y fresca mañana en medio del tráfico y caminamos a cumplir la primera misión del día, dejar al niño en su centro escolar.
Unos minutos después a en el parqueo del colegio, somos de los primeros en llegar, el chico me dice nuevamente: “Papi, que emoción..” se baja del auto y se acerca a mi ventana y me dice: Papi, dame tu bendición…”, pone sus brazos cruzados sobre la portezuela del auto, cierra sus ojos y baja su carita para que imponga mis manos sobre su cabeza y ore por su primer día de regreso a clases.
Por alguna razón derramo lágrimas en ese momento y en este que escribo esta líneas y repito como hijo; “Que emoción…” el chico esta creciendo en sabiduría, estatura y gracia.
Ruego al Dios bueno por todos los niños y las niñas, al inicio del año escolar 2016, que bendiga a cada profesor y profesora, a cada miembro de la comunidad escolar desde los directores hasta los de servicio de aseo y vigilancia, que bendigas Señor a cada padre y madre de familia y por que no orar por el abuelito y la abuelita que están cuidando a nuestros niños cuando aún sus padres están en sus oficinas. Manda oh Dios tus ángeles a cuidar esos centros escolares públicos y privados, cuida de nuestros hijos cuando viajan en el transporte escolar o en el autobús público; pero por sobretodo, cuida que tus propósito Padre, se cumplan en cada niño y en cada niña.

5-apps-indispensables-para-el-regreso-a-clases

Publicado el 14 enero, 2016 en Familia, Motivacional, Pensamientos. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: